Conatel

Menu

ENTREVISTA CON EL ING. JUAN CARLOS DUARTE DURÉ

Presidente de la Comisión Nacional de telecomunicaciones CONATEL

¿Qué significa para la CONATEL celebrar el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información?
Para nosotros significa el compromiso de sensibilizar sobre el uso de Internet y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y qué pueden ofrecer a la sociedad y a la economía; así como el de reducir la brecha digital, apoyando como Gobierno las inversiones en infraestructuras, que permitan a la mayor parte de la población acceder a los beneficios del poder transformador de las telecomunicaciones. Pero, además, particularmente considero que debemos reducir la brecha de normalización, es decir, disponibilizar las normativas que contribuyan al impulso, fomento y desarrollo de la implementación sostenible de las TIC.

A propósito del uso de las tecnologías, esta pandemia que trajo aparejada el distanciamiento social nos demostró la importancia de su uso ¿Qué nos dice al respecto?

Importante acotación. Mi reflexión al respecto es que, en estos días difíciles, a causa del pandémico escenario que se está viviendo a nivel mundial por causa del COVID-19, en el cual la mayoría de los países, y el nuestro, han restringido la circulación de las personas, a nivel internacional y nacional, cerrando sus fronteras e instalando lo que se ha denominado “cuarentena” con distintos niveles de rigidez, nos vimos obligados a desarrollar nuestras actividades a distancia. En este contexto, la infraestructura digital se vuelve absolutamente esencial, las TICs, la Tecnología y las Telecomunicaciones, resultan ser aliados estratégicos para garantizar la continuidad de las actividades de la población.

A través de un responsable y correcto uso, y la apropiación por parte de la ciudadanía, gran parte de las actividades pasaron a realizarse de forma virtual, online o a distancia, no solamente en lo que se refiere a salud, sino también en educación con las clases a distancia, además del teletrabajo, transacciones comerciales, compras online, pago de servicios, reuniones, sesiones del Congreso, contacto con familiares y amigos, todos gracias a las telecomunicaciones en general.

En consecuencia, no basta solo con tener conectividad, accesibilidad y las novedosas tecnologías de información y comunicación, sino darle uso responsable y con sentido, ubicarlas en la dimensión de importancia que tienen para la vida y el desarrollo inclusivo, es por eso que al inicio de esta contingencia hemos recomendado a la población su uso responsable, de manera a evitar el colapso que pudiera ocasionar la caída de la señal con sus consecuencias devastadoras en los momentos más críticos.

¿Cuáles fueron sus gestiones durante la contingencia como responsable del ente regulador?

El Presidente Mario Abdo Benítez, como responsable del Gobierno y cabeza de las acciones de contingencia para disminuir la propagación del coronavirus y en salvaguarda de la población, ha sido claro en señalar que todas las tareas de la administración central y los entes del Estado debían centrar su atención en aquellas que contribuyan con dicho objetivo. En ese sentido, como ente regulador de las telecomunicaciones del Paraguay y siguiendo estrictamente las indicaciones del señor Presidente, la CONATEL cumple un rol articulador eficiente, siendo algunas de estas gestiones las siguientes:

  • Asignación del número “154” al MSP y BS para atención a la ciudadanía durante las 24 horas, conforme al Programa Nacional de Contingencia COVID-19.
  • Instalación del CALL CENTER del “154” en todo un piso del edificio central de la CONATEL, con 70 posiciones de atención, con sus respectivos mobiliarios, computadoras, auriculares y conectividad a Internet y todo el servicio logístico de higiene, seguridad y limpieza.
  • Entrega de aproximadamente 10.000 líneas de telefonía móvil con paquetes corporativos de llamadas y mensajes ilimitados, a instituciones estatales.
  • Asignación del número “146” para la atención telefónica destinada al servicio de Salud Mental para el Personal de la Salud, a través del Despacho de la Primera Dama, en conjunto con el CENQUER, DIBEN, IPS e Instituto de Bienestar Social.
  • Acceso gratuito desde cualquier operador a las informaciones relacionadas al COVID-19 de la web del MSP y BS y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Mediación ante empresas operadoras de telecomunicaciones para que los estudiantes y profesores puedan acceder a las plataformas del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) de forma gratuita.
  • Entrega de 400 Notebooks al Hospital de Clínicas, 300 al Ministerio de Defensa Nacional y 300 a la Facultad Politécnica de la UNA.
  • Y otro punto no menos importante es que, hemos seguido estrictamente todas las recomendaciones de higiene, bioseguridad y prevención establecidos en el protocolo del Ministerio de Salud en beneficio de nuestros compañeros funcionarios.

Ahora bien, señaló que el Gobierno centró todo el potencial de sus instituciones en la prevención de la propagación de este mal, pero, cuando se vuelva a la normalidad, ¿cómo continua la vida institucional de la CONATEL?

Buena pregunta, mire, el Gobierno Nacional es quien marca las políticas públicas en materia de telecomunicaciones. Si bien tenemos establecidos los ejes fundamentales de los objetivos trazados en nuestros planes estratégicos y de desarrollo, estaremos atentos a las indicaciones que surjan del Ejecutivo en el momento oportuno.

¿Cuáles son esos ejes fundamentales que menciona?

En primer término y como ente regulador, la prioridad del Gobierno es que nos preocupemos y ocupemos para que la ciudadanía reciba un servicio de calidad y pague el precio justo por lo que contrata; para ello, nos esmeramos en la capacitación de nuestro plantel técnico profesional y como el avance de las nuevas tecnologías es dinámica, también debemos invertir en equipos tecnológicos de última generación, que nos permita estar a la vanguardia de los reguladores, de manera que, como consecuencia de un mejor control, se genere un mayor ingreso que, además de beneficiar al Estado paraguayo, parte de esas recaudaciones sea destinada en los proyectos de inversión para la expansión de los distintos servicios de telecomunicaciones.

Otro tema de igual importancia, que formó parte de la campaña electoral del señor Presidente y que ya se viene implementando en estos dos años de su Gobierno, lo cual estoy seguro que potenciaremos al máximo en los tres años restantes, es la inversión en la expansión de infraestructuras para que los servicios de acceso a internet y transmisión de datos, telefonía móvil, y otros servicios relacionados a las telecomunicaciones lleguen a los rincones más alejados de nuestra geografía nacional y estén al servicio de los ciudadanos de las localidades menos favorecidas. Allí donde la inversión privada no muestre interés por los altos costos de inversión y en contrapartida escasos beneficios, el Estado, a través de la CONATEL, se ocupa de subsidiar los costos de esas inversiones, de modo a que los beneficios de las telecomunicaciones y la sociedad de la información lleguen a toda la población del Paraguay.

Además, de acuerdo a la realidad de nuestro presupuesto para los distintos fines, seguiremos potenciado a las instituciones encargadas de la seguridad nacional, como el Sistema 911 de Atención, Despacho y Seguimiento de comunicaciones de emergencias, de la Policía Nacional, para mejorar la eficacia de del trabajo, así como también a otras instituciones de igual carácter.

Por otra parte, dentro de los compromisos sociales de las empresas que obtuvieron su Licencia en la última licitación pública de Banda Ancha de 700 MHz 4G LTE, se incluye la provisión de más de 12.000 Notebooks con conectividad para instituciones educativas, tales como las Universidades Nacionales y el MEC, además de otras instituciones estatales que defina la CONATEL, lo que representa para el Estado un ahorro de unos 12 Millones de Dólares. Asimismo, tenemos previsto distribuir para su instalación 96 telecentros, con conectividad e instructor en aquellas localidades menos favorecidas.

¿Y qué hay del apagón analógico y la entrada a la era digital?

Sigue su curso normal ya establecido y acordado con los teledifusores, a finales del 2021 se dará el apagado analógico conforme al cronograma del Plan de Transición a la TV Digital en la primera zona que abarca la Capital, el Dpto. Central, y parte de los departamentos de Cordillera, Paraguarí, Pdte. Hayes y Ñeembucú y así sucesivamente hasta el año 2024. Se establecieron 14 Grupos o zonas en las que se fijaron fechas de encendido digital y apagado analógico. La TV Digital Terrestre (TDT) permitirá que la ciudadanía disfrute de las ventajas que trae esta tecnología.

Sobre el punto, ¿Qué pasará con los receptores actuales o no aptos para recibir la señal digital?

Sí, es un detalle muy importante. Como responsable del ente regulador quiero dar la tranquilidad a aquellos que aún conservan sus antiguos receptores; no tendrán que desprenderse de los mismos, porque con la instalación de un económico decodificador podrán acceder fácilmente a los beneficios de la señal digital. Por otro lado, la CONATEL ha hecho una importante inversión para montar un moderno laboratorio, en el que los importadores y distribuidores vienen presentando las documentaciones con el respectivo receptor de las diferentes marcas y modelos; nuestros técnicos realizan la verificación para comprobar si cumple con las Normas de televisión digital del sistema adoptado en nuestro país (ISDB-TB) y, en caso de aprobar todas las pruebas técnicas se realiza el registro de dicho receptor, lo cual permite que el ciudadano tenga la certeza de que está adquiriendo un televisor que cumple con la norma de TDT, identificándolo con una calcomanía o sticker.

Por último y al agradecer su tiempo, ¿hay alguna cosa que no le hayamos preguntado y quiera contarnos?

El agradecido soy yo por permitirme en esta fecha tan importante para las telecomunicaciones explayarme sobre estos temas tan relevantes para el mundo de hoy y que, además, nos apasiona.

En nombre de mis compañeros del Directorio, de todo el gran equipo de profesionales, técnicos y hasta del último personal que conformamos la gran familia de la CONATEL, nos comprometemos a seguir contribuyendo con el esfuerzo del Gobierno para reducir la brecha digital y promover el acceso de los beneficios y las bondades del poder transformador de las tecnologías a todos los ciudadanos sin distinción: “CONECTIVIDAD PARA TODOS LOS HABITANTES DEL PAÍS”.

Para despedirme, quisiera saludar con respeto y admiración a los usuarios, operadores de telecomunicaciones, proveedores, desarrolladores tecnológicos, profesionales del sector, las instituciones que conforman el GOBIERNO NACIONAL. Juntos demostramos que podemos crear una sociedad de la información que verdaderamente beneficie a los habitantes del país y del mundo.

Muchas gracias.